CARDO MARIANO (Sylibum marianum)

Nos encontramos hoy con una planta que es conocida bajo una gran variedad de nombres comunes: cardo mariano, cardo borriquero, cardo lechero... Si bien y para no confundirlo con otros cardos que comparten nombre común con él lo mejor es referirse por su nombre científico: Sylibum marianum.
El cardo mariano es una planta herbácea de longevidad anual o bianual que suele aparecer en terrenos baldíos o las orillas de caminos y que se puede distinguir de otros cardos, entre otras cosas, por las franjas blancas que recorren el haz de sus hojas. Estas hojas son irregulares y poseen espinas, pudiendo alcanzar los 30 centímetros y se presentan en forma de roseta. La altura de esta planta puede alcanzar en el momento de su máximo desarrollo los 1'5 metros de altura, por lo que su porte cuando aparecen las flores, que suele ser en su segundo año de vida es espectacular.
Estas flores llegan a medir 8 centímetros de diametro y tienen un color intenso a medio camino entre el rosa y el morado.
El cardo mariano está relacionado con la alcachofa, motivo por el cual en determinadas zonas se le conoce como alcachofa o "alcancil borriquero" más que como cardo mariano.
Este nombre (el de cardo mariano) proviene de una leyenda muy curiosa relacionada con sus múltiples cualidades medicinales que posteriormente citaremos.
Según se cuenta, las hojas de este cardo se mancharon de blanco (de ahí las franjas de sus hojas) con la leche que derramó la Virgen María cuando amamantaba a Jesús. Por este motivo la planta quedo bendita y llena de propiedades curativas.
En Inglaterra se refieren a esta planta como "agitador de serpientes", pues ocasiona que se peleen unas contra otras. Esta atribución sin duda establece un paralelismo icónico entre la serpiente y el mal por un lado y el cardo mariano y el bien por otro.
Al margen de sus propiedades mágicas, lo cierto es que tradicionalmente se ha utilizado esta planta con fines medicinales ante diversas dolencias. De sus semillas se obtienen sustancias como la silimarina, que se utiliza en afecciones de hígado y vesícula biliar y también la silibinina, usada en envenenamientos por hongos (amanita phalloides y amanita muscaria). Además se le atribuyen beneficios contra la tos, el asma, las hemorragias... aunque sus potenciales efectos beneficiosos no siempre han sido demostrables científicamente. En uno de los enlaces que os facilitamos al final de esta entrada se detallan sus propiedades así como su validez científica o médica.
Tiene además usos culinarios al servir sus hojas para elaborar ensaladas, quitándole las espinas previamente claro.
Agradecemos la colaboración de Antonio González, usuario y colaborador de http://www.biodiversidadvirtual.org/herbarium/ en la identificación de esta planta.
Más información en los siguientes enlaces:

5 comentarios:

  1. Respuestas
    1. Según Wikipedia no crece en Ecuador, al menos de forma silvestre. En Sudamérica se cultiva en Argentina y Venezuela.
      No obstante la familia Asteraceae se distribuye por casi todo el mundo, aunque es más común en zonas desérticas o semideserticas, como es el caso del sureste español donde está Sierra Espuña.

      Eliminar
  2. No sé porqué se empeñan en llamar al cardo mariano "cardo borriquero", cuando el verdadero cardo borriquero es diferente. Encuentro esta barbaridad en muchos libros de plantas que con malas interpretaciones confunden a los lectores y a los aficionados a las plantas, incluso al comentar el cardo mariano ponen la foto del cardo borriquero. Soy un aficionado a las plantas y estas cosas me molestan muchísimo.

    ResponderEliminar
  3. Yo no me molestaría por inconcrecciones en el nombre común. Al fin y al cabo el nombre común es un localismo limitado al saber popular y las tradiciones de una zona generalmente pequeña.
    Piensa que puede que haya a quien le resulte harto extraño el nombre común de cardo mariano.
    Cuando se recopilan nombres comunes se intenta recoger el máximo número de ellos para dar significatividad a las posibles búsquedas.
    Me preocuparía más el hecho de que publicaciones serias den un nombre científico equivocado, e incluso en esos casos existen sinonimias para la nomenclatura binomial.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tienes mucha razón en tus apreciaciones, pero tengo libros que considero de editoriales serias y encuentro la foto del cardo borriquero ((Onopordum macracanthum) con el nombre científico (Silybum marianum) al pie de la foto; a esto es a lo que yo me refiero.

      Eliminar